Mokopubli

sábado, 7 de junio de 2014

Los tiempos de quinta edición.

Hoy me he llevado de casa de mis padres una vieja White Dwarf. El número de julio de 2008 WD159. El número de la, por aquel entonces, nueva quinta edición.


Aunque llevaba un poco de tiempo jugando a warhammer 40.000 practicamente aprendí con esta edición, hasta la fecha la que más hemos jugado con mis amigos. 


50€ costó la edición, aunque yo me compré la caja de inicio y jugué con el pequeño manual que llevaba. 


Tambièn me agencié las plantillas verdes, hasta la fecha mis favoritas. 

Al diferencia de esta edición sacaron marcadores, plantillas y hasta un puntero láser.


Así querian que luciera nuestra mesa de juego con todo ese plástico verde tan futurista. 


Por aquel entonces con la suscripción regalaban, si habéis leído bien, regalaban la figura de Archaon a pie. Un buen añadido a la colección, sobretodo si tenias guerreros del caos (más de un general devió de acordarse de la suscripción de su rival). 


Y si conseguias que tu tienda habitual empezara a vender productos de Games Workshop te llevabas una caja de batallón, algo más barato que un comercial supongo.

En fin, durante un rato me he sumergido en multitud de recuerdos, he vuelto a pintar en casa de mis padres, bajo el sol del atardecer mientras creaba historias para mis miniaturas y soñaba con el día en que tubiesen vehículos para ir a la batalla.

2 comentarios:

Wolfen dijo...

Gran entrada, sin duda me ha gustado mucho leer tu reflexión

Joan Gregori Bagur dijo...

Muchas gracias Wolfen.

Licencia Creative Commons
Los Viajes de Mokona por Joan Gregori Bagur se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en losviajesdemokona.blogspot.com.